Los Cuchillos de Vigán, un bello y desconocido espacio en Fuerteventura

Los Cuchillos de Vigán, un bello y desconocido espacio en Fuerteventura

El archipiélago canario está formado por un conjunto de islas todas ellas de gran belleza, siendo una de sus características que se trata de una comunidad de grandes contrastes paisajísticos. Un ejemplo de ello lo podremos comprobar si viajamos a la isla de Fuerteventura.

No cabe ninguna duda de que la isla nos hace pensar, sólo con oír su nombre, en bellas playas de aguas cristalinas, en tablas de surf, en hoteles y restaurantes, en fiesta y en atractivos comercios llenos de gente que busca en ellos este pequeño recuerdo para llevar consigo en el momento de la vuelta a casa y que le hará recordar su estancia en esta bella tierra.

Sin embargo, como suele pasar en las islas, el interior de las mismas no suele ser ya tan conocido como su litoral, y el visitante muchas veces se pierde rincones de gran belleza y, sobre todo, de gran valor ecológico y medioambiental.

Es lo que ocurre en Fuerteventura con uno de sus espacios naturales, un lugar que, pese a la innegable belleza que ofrece, no es muy conocido por los turistas, quizás por encontrarse situado en un punto que podríamos considerar como de acceso nada cómodo, ya que para llegar hasta él no existen caminos asfaltados. Sólo podemos acceder al lugar en coche por un camino de tierra o practicando el senderismo, opciòn muy recomendable que nos permitirá no sólo descubrir esta peculiar zona sino también los bellos rincones que se pueden encontrar hasta llegar a ella.

El lugar es conocido como los Cuchillos de Vigán, y está declarado Monumento Natural. Se halla enclavado entre los municipios de Tuineje y Antigua, al sureste de la isla, lindando con otro importante espacio, tanto desde el punto de vista paisajístico como medioambiental, el Paisaje Protegido del Malpaís Grande.

El Monumento Natural de los Cuchillos de Vigán ocupa una extensión de más de 6000 hectáreas. Allí veremos el efecto que el paso del tiempo y la erosión han ido haciendo en sus montes y cimas, a los que han ido dando forma de cuchillos. De ahí el nombre dado al lugar.

Entre dichos cuchillos se extienden valles de una peculiar belleza, aunque, debido a la oscuridad reinante en la zona, podríamos también comentar que se trata de un territorio que desprende un cierto ambiente calificable cuanto menos de inquietante, incluso de siniestro, sin que ello implique ninguna disminución de su atractivo.

Cabe comentar que se trata de un espacio que se caracteriza asimismo por su gran riqueza tanto en su fauna, entre la cual encontramos un gran número de especies autóctonas, como en lo que se refiere a su flora, pudiéndose observar animales como el águila pescadora o el halcón de berbería.

Leer Más

El archipiélago de Cabrera: un pequeño paraíso en el Mare Nostrum

isla de cabreraUno de  los parajes más bellos y de más valor medioambiental del Mediterráneo lo encontraremos en el archipiélago de la isla de Cabrera, uno de los últimos paraísos jamás alterado por el hombre, gracias a la situación de aislamiento de este lugar a lo largo de los siglos.

Se trata de un espacio protegido desde el año 1991, declarado como Parque Nacional Marítimo Terrestre de la isla de Cabrera, y que se halla compuesto por todas las pequeñas islas que forman este archipiélago, así como por una serie de minúsculos islotes calcáreos que se encuentran también en la zona. Dependen del archipiélago de las islas Baleares, estando declarado también el conjunto como Lugar de Interés Comunitario.

Además de la inigualable belleza del parque, hay que señalar como una de sus características la abundancia de sus aves acuáticas, que forman allí colonias, siendo un enclave muy importante en lo que se refiere a la ruta de las aves migratorias. En las estaciones de primavera y otoño este archipiélago se convierte en un punto en el que hacen escala más de 150 especies de aves. El espacio posee en este aspecto otra importante designación, ya que también está declarado Zona de Especial Protección para las Aves.

Las islas que componen este pequeño archipiélago disponen de una gran riqueza en cuanto a su flora, ya que tienen una vegetación muy variada. Entre todas las especies de plantas que se pueden encontrar en ellas dominan las de origen mediterráneo, como el tragamoscas o muchos tipos de matorrales leñosos. Encontramos también un gran número de especies autóctonas, como el hipericón balear.

Este espacio es también un verdadero paraíso para los aficionados al submarinismo, por la gran riqueza que guardan también sus fondos marinos y por la transparencia y la buena visibilidad que hay en sus aguas. Con una gran diversidad de plantas, así como un número de invertebrados imposible de conocer con certeza dada su abundancia, cabe resaltar que en las aguas que rodean este archipiélago se han catalogado más de 200 especies de diferentes peces.

El archipiélago se encuentra a menos de 10 kilómetros de la isla de Mallorca, y las islas que lo componen son, en realidad, un afloramiento de las conocidas como Sierras de Levante. Entre islas e islotes, son 19 los que conforman el conjunto, siendo la isla más grande, después de Cabrera, la de Conejera.

Para visitar el Parque hay golondrinas que salen de la isla de Mallorca, concretamente desde dos puntos: del puerto de Porto Petro o del de la Colonia Sant Jordi.

Quienes deseen ir con embarcación privada deberán tener en cuenta que necesitan un permiso que debe otorgar la Administración del Parque. En el caso de que se tenga la intención de amarrar la embarcación en el puerto de Cabrera necesitarán también un permiso para ello expedido por el Gobierno Militar.

Leer Más