Los Cuchillos de Vigán, un bello y desconocido espacio en Fuerteventura

Los Cuchillos de Vigán, un bello y desconocido espacio en Fuerteventura

El archipiélago canario está formado por un conjunto de islas todas ellas de gran belleza, siendo una de sus características que se trata de una comunidad de grandes contrastes paisajísticos. Un ejemplo de ello lo podremos comprobar si viajamos a la isla de Fuerteventura.

No cabe ninguna duda de que la isla nos hace pensar, sólo con oír su nombre, en bellas playas de aguas cristalinas, en tablas de surf, en hoteles y restaurantes, en fiesta y en atractivos comercios llenos de gente que busca en ellos este pequeño recuerdo para llevar consigo en el momento de la vuelta a casa y que le hará recordar su estancia en esta bella tierra.

Sin embargo, como suele pasar en las islas, el interior de las mismas no suele ser ya tan conocido como su litoral, y el visitante muchas veces se pierde rincones de gran belleza y, sobre todo, de gran valor ecológico y medioambiental.

Es lo que ocurre en Fuerteventura con uno de sus espacios naturales, un lugar que, pese a la innegable belleza que ofrece, no es muy conocido por los turistas, quizás por encontrarse situado en un punto que podríamos considerar como de acceso nada cómodo, ya que para llegar hasta él no existen caminos asfaltados. Sólo podemos acceder al lugar en coche por un camino de tierra o practicando el senderismo, opciòn muy recomendable que nos permitirá no sólo descubrir esta peculiar zona sino también los bellos rincones que se pueden encontrar hasta llegar a ella.

El lugar es conocido como los Cuchillos de Vigán, y está declarado Monumento Natural. Se halla enclavado entre los municipios de Tuineje y Antigua, al sureste de la isla, lindando con otro importante espacio, tanto desde el punto de vista paisajístico como medioambiental, el Paisaje Protegido del Malpaís Grande.

El Monumento Natural de los Cuchillos de Vigán ocupa una extensión de más de 6000 hectáreas. Allí veremos el efecto que el paso del tiempo y la erosión han ido haciendo en sus montes y cimas, a los que han ido dando forma de cuchillos. De ahí el nombre dado al lugar.

Entre dichos cuchillos se extienden valles de una peculiar belleza, aunque, debido a la oscuridad reinante en la zona, podríamos también comentar que se trata de un territorio que desprende un cierto ambiente calificable cuanto menos de inquietante, incluso de siniestro, sin que ello implique ninguna disminución de su atractivo.

Cabe comentar que se trata de un espacio que se caracteriza asimismo por su gran riqueza tanto en su fauna, entre la cual encontramos un gran número de especies autóctonas, como en lo que se refiere a su flora, pudiéndose observar animales como el águila pescadora o el halcón de berbería.

Leer Más